Oxigenoterapia

Oxigenoterapia

La oxigenoterapia es un tratamiento médico que se utiliza con el fin de prolongar la vida y mejorar la calidad de vida en pacientes con diagnóstico de insuficiencia respiratoria. El tratamiento con oxigenoterapia domiciliaria se emplea en pacientes con insuficiencia respiratoria de múltiples causas; como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), bronquitis crónica o enfisema.

La oxigenoterapia crónica en domicilio ha demostrado en pacientes con insuficiencia respiratoria mejorar su supervivencia, al evitar y mejorar las complicaciones que se asocian a la falta de oxígeno en la sangre. Para alcanzar estos beneficios es importante que su utilización se realice de forma correcta siguiendo las indicaciones del médico durante al menos 16 horas al día incluyendo la noche.

El Tratamiento con Oxigenoterapia domiciliaria se emplea fundamentalmente en pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

La administración de oxígeno al paciente se lleva a cabo mediante un dispositivo o fuente que genera el oxígeno y un sistema de transporte del mismo mediante una cánula que se aplica en la nariz.

Modalidades de oxigenoterapia

  • FUENTES ESTÁTICAS

    Son los sistemas que el paciente tiene en su domicilio. Son de tres tipos:

    • Botella
      La oxigenoterapia clásica, botellas que contienen el oxígeno almacenado en forma de gas comprimido (a una presión de 200 bars). No precisa enchufarse a la red eléctrica y el personal de Oximesa lo repone periódicamente.
    • Concentrador
      Equipo que genera el oxígeno extrayéndolo del aire ambiente y separándolo del nitrógeno. Funciona conectado a la corriente eléctrica.
    • Nodriza de oxígeno líquido
      Tanque que almacena oxígeno en forma líquida a muy baja temperatura (-180 ºC). Cuando se aporta al paciente a temperatura ambiente se transforma en gas. Permite la administración directa de oxígeno al paciente, pero también sirve como reservorio para cargar la mochila de oxígeno portátil. Permite la movilidad del paciente tanto dentro como fuera de su residencia.

  • FUENTES PORTÁTILES

    Son las que permiten continuar la oxigenoterapia fuera del domicilio. El médico valorará en función de las características de cada paciente si precisa de estos equipos para actividades profesionales o sociales.

    • Concentrador portátil
      Es un dispositivo de reducido peso y tamaño que puede disponer de un carrito con ruedas para transportarlo. Extrae el oxígeno del aire ambiente. Funciona mediante una batería que se deberá cargar enchufando a la red eléctrica en el domicilio antes de salir. Existe dos modalidades:
      • Flujo continuo : suministran oxígeno en la inspiración y la espiración.
      • A demanda : ahorran oxígeno ya que solo lo suministran durante la inspiración.

      Están indicados en pacientes con insuficiencia respiratoria que presentan bajadas de oxígeno aún mayores durante el ejercicio y desarrollan actividad profesional o social fuera de su domicilio durante al menos 4 horas al día. El objetivo con este tratamiento es aumentar la actividad física del paciente.

    • Mochila de oxígeno líquido
      Es un cilindro pequeño que se puede llevar como una mochila, contiene oxígeno líquido que se ha cargado previamente desde un tanque o nodriza que el paciente tiene en su domicilio.