Ventilación mecánica

Ventilación mecánica

La ventilación mecánica no invasiva (VMNI) es un método de apoyo a la respiración. Consiste en aplicar al enfermo una presión a dos niveles de forma continua, mediante una mascarilla unida por una tubuladura a un equipo que coge el aire de la habitación y lo impulsa a presión, dicho dispositivo se llama respirador o ventilador.

Esta presión se puede aplicar sobre la nariz y también sobre la nariz y boca. El equipo durante la inspiración ayuda a la introducción del aire hacia la cavidad pulmonar y durante la espiración le ayuda a sacarlo, permitiendo que los músculos respiratorios reposen, ya que reciben la ayuda de la máquina para mover el aire. De esta forma, la VMNI es capaz de administrar el volumen de aire que necesitan los pulmones en cada momento.

Hay personas que necesitan VMNI y además tienen insuficiencia respiratoria (el oxígeno bajo en sangre), los cuales reciben aporte de oxígeno mediante una pieza que se acopla entre el respirador y la tubuladura.

La VMNI ha demostrado su utilidad en:

  • Pacientes con patología respiratoria grave (como EPOC) que requieren ingreso hospitalario. En este grupo la VMNI ha demostrado aumentar la supervivencia y disminuir los días de ingreso.
  • Pacientes con enfermedad respiratorias secundarias a alteraciones de la pared torácica enfermedades neuromusculares, síndrome de apnea-hipopneas del sueño, algunos enfermos con EPOC que requieren soporte ventilatorio en domicilio, fundamentalmente durante el sueño.

Modalidades de ventilación mecánica:

  • Ventilador volumétrico: se programa un volumen determinado para administrar en cada ciclo respiratorio del paciente, de manera independiente de la presión que este volumen alcance en la vía aérea.
  • Ventilador de presión: la variable que se programa es la presión, mientras que el volumen depende de la presión programada y de la mecánica pulmonar del paciente, la resistencia de la vía aérea y la distensibilidad pulmonar. Son los más utilizados en la actualidad.
  • Binivel espontáneo-controlado: - se programa una frecuencia respiratoria máxima, si pasa un determinado tiempo y el equipo no detecta ningún esfuerzo pasa a fase inspiratoria.